Recordando a Amalia Hernández, la gran coreógrafa mexicana

Este 19 de septiembre, Google sorprendió gratamente a sus usuarios en México rindiendo homenaje a una de las figuras artísticas más emblemáticas de la nación. Amalia Hernández, oriunda de la capital de la República Mexicana, fue una bailarina folclórica que logró trascender gracias a su talento y dedicación en el arreglo de hermosas coreografías, que aún hoy siguen encantando al público.

Recordando a Amalia Hernández, la gran coreógrafa mexicana

Nacida en la mencionada fecha durante el año de 1917, desde muy pequeña tuvo facilidad y amor para la danza. Fue hija de Lamberto Hernández, político a cargo del Departamento del Distrito Federal, y de Amalia Navarro, presuntamente ama de casa.

Llevo a cabo sus primeros estudios con los bailarines Hipólito Zybin y Nesly Dambré. No sería sino hasta 1934 que la admitieron en la Escuela Nacional de Danza, institución que data de dos años atrás. Más tarde, en 1947, ingresó a la Academia de Danza Mexicana del Instituto Nacional de Bellas Artes, en donde se formó no solo como bailarina, sino además como coreógrafa y profesora.

Durante 1974 formó parte del Grupo Experimental de Danza Moderna BFM, en el que se encargó de darle impulso a los bailes contemporáneos. Además de impartir clases como parte de sus funciones en dicha agrupación, Amalia dio varias conferencias y cursos al lado de bailarines reconocidos a nivel nacional e internacional.

En 1979 fue homenajeada en la celebración del V Festival Hispano Mexicano de Música Contemporánea, al que asistió el entonces presidente del país, José López Portillo.

En 1992 le otorgaron el Premio Nacional de las Artes, por su labor al promover los bailes folclóricos de distintas regiones y épocas mexicanas.

Amalia Hernández falleció en la Ciudad de México el cinco de noviembre del 2000. Contaba con 83 años de edad. Muchos de sus estudiantes y admiradores aun la recuerdan con cariño.

Add Comment